24 de agosto de 2012

Like an afternoon

Hasta el atardecer más hermoso tiene su final, son cosas que ocurren en la vida, cada respiración que hacemos se pierde en el aire, pero eso no nos importa, por que  sabemos que vendrán otras nuevas, nos llenarán de más vida, y quién sabe, tal vez de nuevas sensaciones. No seguir adelante es como quedarse estancado en una estación una eternidad, quizás por miedo al sitio donde te lleve, o quizá por vivir cosas nuevas, o simplemente por subir a el tren. Pero el que no arriesga no gana, tal vez en eso se base la vida, en arriesgarse sin saber cuales pueden ser las consecuencias. Quitate esos zapatos que no dejan seguir, no te dejan saltar y disfrutar. Ir sin rumbo, solo disfrutar de lo que ven tus ojos, lo mas hermoso que puedan ver, solo pensarlo se me pone la carne de gallina y se me acelera el corazón. Solo pensar que puedo encontrarte en el vagón de al lado o en la otra punta del mundo se me ilumina la cara.  Si algo se pierde en esta vida es el valor para hacer las cosas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada